Escribir la letra de una canción no es tarea fácil, pero tampoco demasiado difícil. Como en todo, el resultado final depende del talento, la experiencia o la intención con que se haga, pero si te llama la atención el tema, no te eches atrás. Aquí comparto contigo 10 consejos que me parecen muy útiles para que puedas probar a hacerlo tu mismo.

1. Orar

Hoy en día una canción puede llegar de forma mas o menos sencilla a mucha gente. Por eso escribir la letra de una canción requiere algo de responsabilidad. Mi primer consejo es que pidas ayuda a Dios antes de ponerte a pensar. Pídele que te ayude a escoger las palabras adecuadas para que esa canción le haga bien a todo el que la escuche.

2. Escuchar música

Escuchar y analizar letras de diferentes estilos musicales te ayudará a conocer como otros autores han expresado sus ideas o sobre qué temas han escrito. Es interesante descubrir como algunos artistas han dado puntos de vista originales a temas comunes, otros han sido capaces de expresar con sencillez sentimientos profundos o usar la imaginación para crear historias y mundos fantásticos.

3. Leer

Acostúmbrate a leer con frecuencia libros que te ayuden a desarrollar tu vocabulario, agilizar tu mente, tener conocimiento de cultura general, etc. Esto te ayudará muchísimo a la hora de componer letras y verás como te resulta mas fácil encontrar palabras con las que expresarte.

4. Tomar notas

A veces, en el momento menos pensado, oirás una frase que te haga reflexionar, una historia que te toque el corazón, o te venga a la mente una idea increíble que quieras transmitir. Hay quien dice que cuando más fluyen las ideas es en el momento en el que te acuestas para dormir. Tener una libretita o el smartphone a mano puede serte de ayuda para apuntar estas ideas y aprovecharlas en otro momento, ya que, a menudo, cuando una idea se va, tarda en volver.

5. Decidir una temática

En mi opinión una buena canción no tiene porqué hablar de “nada” en concreto,  si no que puede ser una mezcla de ideas y sentimientos. Sin embargo, a veces querrás hablar de algo en particular y puede que te cueste encontrar el tema. En estos casos puede serte útil rebuscar un poco entre las noticias de actualidad, en temáticas sobre las que se hayan hecho películas, en las cosas que te preocupan, que te ilusionan, o que alguna vez te han sorprendido. Sobre todo, elijas el tema que elijas, intenta contarlo a tu estilo, desde tu punto de vista, y haciéndolo original.

6. Buscar inspiración

Entiendo la inspiración como aquello que nos ocurre cuando se despiertan nuestras emociones y de algún modo estas nos empujan a expresarlas. Un buen consejo puede ser que cuando quieras escribir, antes pases un rato intentando despertar esas emociones. Puede ser escuchando una canción que te toque la fibra sensible, paseando por un lugar especial o recordando algún momento de tu vida. Hay muchas cosas que pueden inspirarte, la clave es que encuentres aquello que te transmita lo que tu quieres transmitir en tu letra.

7. Ponerse a escribir

Para mi es muy importante sentarme a escribir en un lugar donde pueda concentrarme. Con buena luz, poco ruido, buena temperatura. Aún así a veces he pasado mucho rato mirando el folio en blanco hasta ser capaz de escribir una frase y con el tiempo he aprendido que para crear debo tener paciencia. Hay que dedicarle horas. Lo bueno es que de esta forma, normalmente, cuando pasados unos días vuelvo a leer lo que he escrito, me sigue pareciendo bueno.

8. Aprovechar el vocabulario

Es verdad que para exprimir bien el lenguaje hay que tener mucho conocimiento. Pero nosotros, aunque no tengamos un conocimiento tan extenso, debemos atrevernos a probar y jugar con nuestro idioma. A parte de aprender vocabulario para darle riqueza a nuestro texto, es muy interesante y divertido utilizar trucos como la rima, la aliteración, el calambur, la personificación, etc, para hacer mas atractivas nuestras canciones. En este enlace puedes ver que significan estas palabras tan raras y de qué forma usarlas: http://www.materialesdelengua.org/LITERATURA/TEORIA_LITERARIA/FIGURAS/figuras.htm

9. Escribir el estribillo

El estribillo suele ser el momento cumbre de una canción. El momento en el que se juntan los instrumentos y la melodía se vuelve mas pegadiza. En este momento la letra también debería ser especial. En mi opinión, hablando de música popular, un buen estribillo debería resumir la idea general de la canción de una forma sencilla, diciendo algo que sorprenda o enganche al oyente y lo haga fácil de recordar.

10. Pedir opinión

Una vez tienes tu letra escrita, repasada, corregida, y ya estas en ese momento en el que casi la aborreces, puede ser muy bueno que pidas la opinión de alguien de confianza. Una persona que te vaya a hablar con sinceridad, que sepa decirte las cosas negativas y las positivas y que a ser posible también le guste escribir. Recibir críticas no suele ser fácil, pero si pides opinión debes ser capaz de encajar con humildad lo que oigas. Después vuelve a analizar tu canción y piensa si conviene seguir su consejo y cambiar algo, o no.

Espero que estos trucos te ayuden a escribir tus canciones mejor y a disfrutar más del proceso de componer.

Acerca

Pin It on Pinterest